Calle 11 N° 1037 e/ 53 y 54 PB "Oficina"
La Plata (1900) - Buenos Aires
Teléfono: (0221) 445 3411

Menu
Nutri-Comunidad
LECHE: BENEFICIOS VS. PERJUICIOS

En la actualidad hay información acerca de que la leche es perjudicial para la salud. Se hace necesario entonces, y es nuestro deber como profesionales de la nutrición,  analizar profundamente el contenido de dichos artículos e investigar datos o avances en relación a los posibles efectos adversos de los componentes de la leche .

Según una publicación realizada por la Harvard School of Public Health“la leche y otros productos lácteos deben ser eliminados de una dieta saludable y sustituirla por agua, preferentemente, como lo mencionan en su guía de alimentación saludable, llamada Healthy Eating Plate.”

Es obvio que la leche y el agua difieren sustancialmente en composición y propiedades, por lo que no tiene basamento científico recomendar dicha sustitución. Es muy probable que la población estudiada acostumbre a beber leche con las comidas principales, y tal vez se hayan considerado los efectos relacionados con la absorción de minerales o la inhibición de dicha absorción por competencia o formación  de compuestos de baja solubilidad en agua que limitan la absorción, por ejemplo, del calcio.

También afirman que “Además de cáncer, otros estudios han relacionado el consumo de leche y productos lácteos con el riesgo de desarrollar enfermedades como alergias, asma, artritis, fibromialgia, estreñimiento, conjuntivitis, obesidad, diabetes y anemia, entre otras”. Esto es lo mismo que decir que es la causa de todos los males.

No  hay que olvidar que la leche en Argentina debe cumplir con una legislación estricta para su comercialización. Los tratamientos para que sea inocua y la prohibición del uso de hormonas y de aditivos, hace que el cáncer hormonodependiente al que se refieren los estudios citados, no tenga relación con nuestros productos Es probable que en los EEUU, se utilicen otras estrategias para optimizar el rendimiento en los cambios y en la industria,  que en  nuestro país no son necesarias o están prohibidas.

Otros conceptos derivados de los estudios citados, mencionan que si bien los minerales y vitaminas que  contiene la leche son necesarios, no están en la cantidad que se requiere. Esto es completamente refutable dado que la dosis de leche es posible de adecuar, dosificar y  vehiculizar dependiendo del destinatario.

Si bien hay mucha gente con intoleracia a la lactosa,  existe el recurso de utilizar leche deslactosada, queso o yogur, productos que no sobrecargan la lactasa intestinal y que también son dosificados de acuerdo a la tolerancia y necesidades individuales. En cuanto a las alergias, cualquier alimento es potencialmente alergeno a medida que la complejidad de su composición química aumenta, los vegetales no son una excepción.

Es válido recordar que la leche es un complejo sistema formado por lactosuero (fase acuosa en donde se encuentran en la solución lactosa, iones, vitaminas hidrosolubles), caseína (en forma de micelas en dispersión coloidal con 8% de fosfato de Ca) y glóbulos grasos (triglicéridos en emulsión cuya membrana contiene fosfolípidos, colesterol, mono y diglicéridos, inmunoglobulinas, enzimas, carotenoides). Cada una de estas fases tiene numerosos componentes y diferentes propiedades derivadas de la estructura y naturaleza química de los mismos. Mencionar y analizar a todos exigiría un extenso documento, pero podrían destacarse algunos datos importantes.   

En primer lugar la ingesta adecuada de calcio no solo es de suma importancia para la prevención de la osteoporosis, también  el Ca (ion divalente) es la señal transmisora por excelencia en los organismos vivos, interviene en el movimiento celular, la contracción muscular, la transmisión nerviosa, la secreción glandular, la división celular, la coagulación sanguínea.

En la leche, el Ca se encuentra como ión y uniendo subunidades  de caseína, la concentración media es de 120mg / 100 ml, lo que permite contar con un alimento natural que aporte y cubra racionalmente las necesidades para prevenir enfermedades derivadas de su carencia y mantener una calidad de vida digna en la edad adulta, no hay que olvidar que la expectativa de vida aumenta y la prevención de enfermedades relacionadas con  la edad avanzada   es un compromiso ineludible.

Con respecto a las vitaminas, tanto la vitamina D como la A, contenidas en los glóbulos grasos, son dos micronutrientes que tienen relación directa con la función inmune, además de las conocidas antirraquítica y de prevención de la ceguera nocturna y la integridad de piel y mucosas. La disponibilidad de estas vitaminas brindada por la leche es invalorable y su vehiculización en un sistema líquido y versátil, hace que la leche puede ser ingrediente de numerosas preparaciones si se utiliza en la cantidad y forma que permita aprovechar sus propiedades.

Por último, el  ácido linoleico conjugado es una molécula presente en el organismo de los rumiantes y en la leche en forma natural, a la que se le atribuyen propiedades como la de disminuir el riesgo aterogénico, disminuir el riesgo de cancer de mama, actuar sobre la Interleukina 6, la producción del Factor de Necrosis Tumoral y la producción de prostaglandina E, por lo que se lo utilizó para el tratamiento de algunas alergias alimentarias. 

En resumen, teniendo en cuenta que la leche se consume desde tiempos ancestrales, que los productos que de ella derivan tiene un valor nutricional incomparable, y que puede ser consumida sin agregado de sustancias perjudiciales, no hay evidencia, en nuestro país, que su consumo racional y adecuado tenga perjuicios para la salud de la población.



Calle 11 N° 1037 e/ 53 y 54 PB "Oficina" (1900) La Plata - Bs. As.
Teléfono: (0221) 445-3411
Colegio de Dietistas, Nutricionistas-dietistas y Licenciados en Nutrición de la Provincia de Buenos Aires | Calle 11 nro. 1037 e/ 53 y 54 PB. "Oficina" La Plata (1900) - Teléfono: (0221) 445-3411
Gestión de contenidos : Lic. Laura Hergenreter | Desarrolo: Enzo Valinoti | Diseño: Gonzalo Comisso